MBCT (TERAPIA COGNITIVA BASADA EN #MINDFULNESS) LANZAROTE 2017

Un programa de 8 semanas que combina los avances de la ciencia cognitiva con las prácticas de meditación basadas en el cultivo de la Atención Plena o Mindfulness.

Especialmente útil para personas con tendencia a pensamientos negativos y repetitivos, que generan o perpetúan sentimientos de ansiedad o bajo estado de ánimo.

El programa se desarrolla a lo largo de 8 semanas con sesiones semanales de 2,5 horas de duración y una jornada adicional de práctica intensiva (7 horas).

Inicio: 3 de junio de 2017
+ Información: mariapazvargas@centropsicap.esMBCT_PAZ

Anuncios

Taller de Escritura terapétutica

“Las palabras son acciones” (Wittgenstein)

Escritura terapéutica
Presentación
La escritura se ha utilizado con éxito como forma de abordar el afrontamiento de situaciones, experiencias, recuerdos, relaciones, etc. que nos han generado malestar, angustia, miedo, ira o una mezcla de esas emociones y pensamientos difíciles de manejar. Existe actualmente investigación que avala esta utilidad de la palabra escrita. Antes de estas evidencias científicas quizá ya por nuestra cuenta hemos notado alguna vez que, cuando plasmamos por escrito pensamientos y emociones confusas o ingratas de recordar, a través de diarios, cartas u otras formas de escritura, conseguimos sentirnos mejor, con más claridad acerca de lo que nos sucedió y con una mayor coherencia de lo vivido, lo que nos permite planificar mejor nuestras acciones futuras, adquirir mayor equilibrio psíquico y sentirnos mejor con nosotros mismos y con los demás.
Este taller es una introducción a diferentes estrategias de elaboración escrita de nuestras experiencias pasadas, que aún nos remueven en el día a día y que todavía no hemos conseguido colocar en el sitio adecuado para que no nos hagan más daño. No es, por tanto, un taller de escritura creativa (aunque contiene elementos compartidos con ella), ni un taller de estilo literario (cada estilo personal es tan válido como otro y al tiempo especial y único), ni es una forma de mejorar la gramática, la ortografía o la sintaxis (en este taller no nos preocupamos de ellas).

Contenidos:
– La escritura con fines terapéuticos: todos somos contadores de historias.
– El relato dominante y la identidad preferida.
– Dos caminos: Centrarse en los problemas o en los recursos.
– Las perspectivas del observador (yo, tú, él; pasado, presente y futuro).
– Las posiciones personales y el enfoque “como si”.
– La externalización de los problemas.
– La escritura automática.
– La escritura expresiva o emocional: la importancia de la revelación.
– Los diarios y las cartas (despedida, duelo, gratitud, perdón, etc.).
– Las metáforas y los cuentos.
– Historias de vida, líneas de tiempo y mapas de la historia.
– Otras técnicas y actividades narrativas (El árbol de la vida, la Receta de la Felicidad, Me Doy Permiso, la Pregunta Milagro, la técnica FOAR, etc.).

Metodología:
Se realiza una introducción teórica de los contenidos y ejercicios prácticos, tanto en el propio taller como actividades individualizadas para casa, adaptadas para cada participante en función de sus motivaciones.

Materiales necesarios:
En el taller se entregarán los materiales necesarios.

Temporalización:
Cinco sesiones semanales de dos horas de duración. Durante el periodo que dura el taller habrá espacios y tiempos individuales para orientación y seguimiento.

Participación:
Máximo de 10 y mínimo de 5 participantes.

Fechas:
Inicio (orientativo): 26 de noviembre de 2015 (una vez completado el grupo se podrá flexibilizar el calendario en función de las circunstancias de los participantes, fijando día de la semana y horas que mejor convengan al grupo.
Certificado:
El aprovechamiento del taller es reconocido mediante un certificado otorgado por PSICAP, Centro de Psicología Aplicada.
Precio:
El taller completo tiene un precio de 80 euros.
Imparte:
Andrés García. P-01824. Psicólogo Sanitario, Máster en Investigación en Psicología y Doctorando en Psicología de la Salud. Con formación y experiencia en Terapia Sistémica, Terapia Breve Centrada en Soluciones y Terapia Narrativa. Actualmente dirige y realiza terapia en PSICAP, Centro de Psicología Aplicada. De manera habitual utiliza los recursos escritos en las sesiones de terapia, comprobando su eficacia en la mejora de diversas situaciones personales.

KINTSUGI (o cómo la reparación del daño crea más belleza)

“Kintsugi” es el arte japonés de reparar piezas de cerámica, cristal, etc. mediante una técnica que consiste en hacer más visibles las grietas reparadas, en vez de tratar de ocultarlas; la restauración se finaliza con polvo de plata u oro. Desde el siglo XV, los japoneses utilizan esta técnica, pues creen que cuando un objeto tiene una historia y se rompe, al repararlo se vuleve más bello. Parece una gran enseñanza para quienes nos dedicamos a la terapia y para quienes han sufrido daño en sus vidas. La idea de la resiliencia es muy similar a este concepto. Y, como decía Galeano, “el reto es atravesar las pruebas del dolor y la violencia con la ternura invicta”.
kintsugi-2

Medicina Narrativa

isolated open bookInteresante este movimiento en medicina, orientado a mejorar la comunicación y el trato empático del profesional con el paciente, pues bien podemos dcir que entre el sanitario y el enfermo no está propiamente la enfermedad, sino la narracion construida por ambos en torno a ella. Aquí dejo el artículo de José Lázaro (UAM) reflexionando sobre esto.
http://cultura.elpais.com/cultura/2014/08/06/babelia/1407333917_494894.html
Y aquí una entrevista a la Dra. Rita Charon (Presbyterian Hospital, New York), referente mundial en el movimiento de la medicina narrativa. (Si no abre el enlace porque pide estar suscrito a la página se puede ir a entrevista buscando en google: medicina narrativa Rita Charon)
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=69837

Y Alguna bibliografía para ampliar:

  1. MORIN; E. (2001) Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. Buenos Aires: Ediciones Nueva Visión
  2. FLECK, L. (1986) La génesis y el desarrollo de un hecho científico. Madrid: Alianza Universidad
  3. LIZCANO, E. (2006) Metáforas que nos piensan. Sobre ciencia, democracia y otras poderosas ficciones. Barcelona: Ediciones Bajo Cero.
  4. SCHÖN, D. A. (2002) La formación de profesionales reflexivos. Barcelona: Paidós.
  5. WERTSCH, J. (1999) La mente en acción. Buenos Aires: Aique
  6. BRUNER, J. (2003) La fábrica de historias. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.
  7. ELWYN, G. y GWYN, R. (1998) Stories we hear and stories we tell… analysing talk in clinical practice. En GREENHALGH, T. y HURWITZ B. Narrative Based Medicine. Dialogue and discourse in clinical practice. London: BMJ Books.

Recordando a Milton H. Erickson

Cada persona es un individuo único. Por lo tanto, la psicoterapia debería formularse para atender la singularidad de las necesidades del individuo, más que la adaptación de la persona para encajarla en la “cama de Procusto de una teoría hipotética de la conducta ericksonhumana -. Milton H. Erickson

Milton H. Erickson contaba muchas historias plenas de metáforas. En su libro Inteligencia Social, Daniel Goleman recoje una sobre un Erickson chiquillo, en su pueblo de Nevada. Eran los inicios del siglo XX, con duros inviernos y a Milton le gustaba mucho comprobar al despertarse que había nevado. En esos días, se apresuraba a levantarse para ser el primero en salir de casa y pisar la nieve de camino hacia la escuela. A posta iba caminando en zigzag, haciendo un sendero muy particular. El siguiente niño que pasaba utilizaba esas huellas para facilitar su caminar en la nieve y así mismo lo hacían todos los siguientes, de modo que, al cabo del día, el camino de huellas zigzagueantes terminaba por convertirse en la ruta de paso que seguía todo el mundo. Toda una metáfora sobre la manera en que se instalan los hábitos, así como también se establecen los senderos neuronales (Goleman, 2006).

Milton Erickson (1901-1980) es reconocido por su aplicación de la hipnosis a la práctica clínica, impulsando nuevas formas de utilizarla. No elaboró nuevas teorías, pues consideraba que tal cosa sólo propiciaría que los terapeutas cayesen en una rigidez malsana (al intentar encasillar a las personas en el modelo), y él consideraba únicas a las personas. Afectado de poliomielitis desde los 17 años, afrontó con su propio esfuerzo la enfermedad, pese a que su médico le diese por prácticamente muerto primero e inválido de por vida después (pero ni murió ni tuvo que utilizar silla de ruedas hasta pasados los 60 años).  Estudió psicología y medicina/psiquiatría. Cuando por fin se formó en hipnosis se dio cuenta que había estado utilizando de manera intuitiva la autohipnosis para superar las secuelas discapacitantes.

Sus métodos en hipnosis se denominan “utilización”, pues  usa los recursos que las personas ya tienen de manera inconsciente. También usa la narración de historias con abundantes metáforas ajustadas a cada individuo. Frente a la idea negativa dominante freudiana del inconsciente, la visión que presentó Erickson  es la de una fuerza positiva. Él no buscaba el “insight” de la persona con la terapia, pues no creía que tal cosa puediera llevarle a cambiar su conducta, sin embargo encontró que hablar al inconsciente de la persona era muy efectivo para promover cambios terapéuticos.

 Su trabajo influyó de manera intensa en importantes terapeutas como Jay Haley (MRI, terapia estratégica, terapia familiar, terapia breve), Bill O´Hanlon (terapia breve centrada en soluciones) Jeffrey Zeig (Milton H. Erickson Foundation, Brief Therapy Conferences), Ernest Rossi (Mind-Body Therapy, MiltonErickson Institute), entre muchos otros; aunque también su mensaje ha sido en gran medida adulterado y distorsionado, como es el caso de Bandler y Grinder con la PNL (Weitzenhoffer, 2000)

Taller narrativo “El árbol de la vida” con familiares de enfermos psíquicos

Recientemente hemos impartido (o mejor, compartido y disfrutado) un taller de corte narrativo utilizando la técnica del “árbol de la vida” (tree of life), con familiares cuidadores de pacientes diagnosticados con una enfermedad mental grave. Aunque los orígenes de esta técnica se remontan a la iniciativa de dos discípulas del gran Paulo Freire, su popularidad  proviene de los trabajos de David Denborough (Dulwich Centre Foundation) y Ncazelo Ncube (www.repssi.org), quienes comenzaron a utilizarlo con niños y niñas afectados de VIH en el sur de África. Desde entonces el uso de esta técnica narrativa se ha extendido a un amplio rango de edades y contextos, mostrando ser muy eficaz para que quienes participen en el taller puedan hablar sobre sus vidas de manera que salgan fortalecidos a la hora de afrontar las dificultades por las que atraviesan.

El taller consiste en el dibujo del propio árbol de la vida, comenzando por sus raíces (de dónde vienen, su infancia), luego el tronco (sus habilidades y conocimientos), las ramas (sus esperanzas y sueños), las hojas (personas especiales en sus vidas) y los frutos (los “regalos” que les ha dado la vida). Tras completar sus árboles, los participantes juntan sus dibujos en el “bosque de la vida” y conversan en grupo sobre las tormentas que pueden amenazar o están amenazando al bosque y a cada árbol, es decir, a sus vidas, proponiendo las respuestas para protegerse a sí mismos y al grupo de esas tormentas. Finalmente, se hace entrega de un cetificado personalizado (reflejando las propias palabras de cada uno) a cada participante, de modo que puedan tener presente dicho documento en cualquier momento.

Sin duda una experiencia gratificante. La reconstrucción de la propia narrativa vital y su puesta en común en el grupo es muy efectiva como mecanismo de empoderamiento y actualización de recursos personales que habían estado ensombrecidos por la situación de cuidadores del familiar dependiente. Así mismo, el grupo, al dibujarse como audiencia es también fuente de apoyo e información enriqecedora para potenciar el afrontamiento de situaciones complicadas que puedan darse. El clima de autenticidad y empatía que se origina en el grupo es muy adecuado para facilitar la puesta en común de soluciones a las problemáticas que  afecten al bosque creado. Por último, la elaboración y entrega de certificados personalizados es un elemento imprescindible, que permite a la persona tener accesible en el futuro un documento en que se ponen de manifiesto sus aspectos más transcendentes y definidores de una identidad preferida, lo que puede ser muy útil, sobre todo en los momentos más bajos, en que se necesita encontrar el ánimo para seguir adelante. Estos son algunos de los árboles creados.

tree10tree5tree2tree1forest Lanzarote

El banco de la amistad

acacia
UNA INICIATIVA CONTRA EL BULLYING Y MUCHO MÁS
La historia de la niña Acacia Woodley es diferente a la de la mayoría. No sólo por haber nacido sin una mano y sólo dos dedos en la otra. Esto de por sí ya es un enorme desafío al que, junto con su madre, supo dar la vuelta para centrarse en las muchas cosas que sí podía hacer y dejar de pensar en las que nunca podría hacer. A lo largo de su corta vida ha sido objeto de cuchicheos, rechazo y burlas por compañeros de las muchas escuelas por las que ha pasado, desde el Caribe, Carolina del Sur, Arizona, hasta llegar a su residencia actual en Florida. En esta última escuela se armó de valor y propuso a su directora, la señora Migliore, colocar un “BANCO DE LA AMISTAD” (pintado de muchos colores y con bonitas palabras escritas, como “respeto”, “sueño”, “honestidad”, “coraje”, etc.), donde los niños y niñas que se encontrasen solos en el patio pudiesen acudir, de modo que allí siempre hubiese compañía para charlar, compartir, reír y donde también poder resolver conflictos, encontrar apoyo, seguridad e incluso un abrazo. En las propias palabras de Acacia: “Me di cuenta que no era sólo la gente que sufría bullying quien necesitaba ayuda. Es la gente que hace bullying quien la necesita también”. La directora ha podido comprobar su eficacia e ilimitadas aplicaciones en el día a día.

Además, Acacia propuso que, de igual modo que se hacen expedientes por malos comportamientos (como el bullying), se abriesen también por los gestos de amabilidad y amistad.
Hoy su idea del banco de la amistad se está extendiendo por muchas escuelas y su madre ha fundado una asociación de ayuda “Tiny Girl, Big Dream” (http://www.tinygirlbigdream.org/) para fabricar estos bancos con materiales reciclados y repartirlos por los colegios de Florida. En este vídeo Acacia explica su idea: http://www.youtube.com/watch?v=gsgDNsbSUyY

“Friendship is the only cement that will ever hold the world together” (Woodrow Wilson)